Errores Comunes en Diseño Web

cuales son los errores mas comunes del diseño web y como afectan a tus ventas

Decía Myke Tyson, que “todo el mundo tiene un plan perfecto en su cabeza, hasta que le dan el primer puñetazo en la boca y el plan deja de ser tan perfecto”. En diseño web pasa algo parecido. En tu cabeza, o en el papel, tu futura web es sencillamente per-fec-ta. Pero luego llegan los usuarios y el diseño ya deja de ser tan perfecto. Hoy hablamos de errores de usabilidad en diseño web.

Como usuarios de Internet que somos, ya sea en móvil o escritorio, a todos nos ha pasado alguna vez al visitar una web. Algo va mal, no funciona como debería, y la experiencia general no es buena. Cuando eso sucede es difícil que podamos esperar algo positivo de esa web. O no venderá, o venderá menos. O la imagen que transmitirá de la empresa o el profesional no sea la más adecuada. Intentas vender un servicio, proyectar una imagen de marca o personal, y tu web es un freno porque sencillamente no funciona como debería.

Lista de errores de diseño web que dificultan tu trabajo y objetivo de ventas

A nadie le gustan las webs que no funcionan bien

¿Cuales son los errores más comunes de usabilidad web?

Como decíamos la principio, todo diseño se soporta perfectamente en un papel, o en un mockup digital pero a la hora de trasladarlo a los usuarios, la cosa a veces se complica un poco.

Hablamos de errores de usabilidad o diseño web cuando la página no realiza la función que se le pide de forma eficaz. Vamos a repasar algunos de los más comunes, o los que más fácilmente podemos cometer de forma inconsciente.

    1. Confundir o marear al usuario que visita nuestra web.

      Nos pasa a todos, la típica web que publica un artículo tipo “10 playas paradisíacas” y tienes que ir pasando una a una cada foto o artículo. Te hace perder tiempo, no encuentras lo que buscas de forma eficaz. Casi nadie pasa del tercer o cuarto resultado.

    2. “Esto no debería pasar ahora”.

      Pulsas un botón y no pasa lo que debería pasar. Ocurren errores inesperados, o peor, no ocurre nada de nada. Si eso nos pasa con el botón de “comprar” estamos muy que muy jodidos fastidiados.

    3. “Esta web va muy lentaaaaaa”.

      Esto es otro de los problemas típicos. Páginas que cargan muy despacio, que desesperan a los usuarios. Y eso por no hablar de los usuarios que acceden con un móvil antiguo a una página lenta. Olvídate de conseguir conversiones, hay que trabajar para conseguir conversiones.

    4. Imposible acceder desde un móvil.

      En pleno siglo XXI, cuando el 75% de todo el tráfico de Internet se hace desde dispositivos móviles es un grave error que una web no este preparada para recibir visitas desde móviles o táblets. El diseño web “responsive” además de obligatorio en términos de usabilidad, es un factor de posicionamiento seo importante en cuanto que Google lo exige para poder estar en una buena posición en su buscador. Este error es un tiro en el pié en el diseño de tu web y por lo tanto, un auto sabotaje en tu estrategia online.

    5. Formularios larguísimos, con datos innecesarios.

      La Ley Protección de Datos acotó esto un poco, pero todavía en multitud de webs tienes que rellenar una multitud de datos totalmente innecesarios. ¿Para qué quieres saber mi nivel de estudios para comprar una camiseta? Los formularios limpios y ligeros, con los datos justos para que el cliente no se canse durante el proceso de compra ayudan mucho en términos de usabilidad y mejoran los porcentajes de procesos de compra completados. Y si necesitas conocer algunos datos personales, siempre puedes intentar conseguirlos en el proceso de postventa o fidelización de clientes.

    6. Texto “sin descanso”.

      Bloques de texto larguísimos, sin párrafos separados, ni puntuación, imágenes, etc. Un “tocho” que hace que nada más verlo den ganas de salir de ahí y esperar a que hagan la película. En Internet se lee en diagonal, el tiempo de permanencia de un usuario en una web es corto. Pónselo fácil, haz los textos “amigables” y coloca imágenes, cuadros de cita o atención, etc.

    7. Tipografía con un tamaño inadecuado.

      Las pantallas de los dispositivos móviles son pequeñas, pónselo fácil a los visitantes de tu web y usa una tipografía con un tamaño adaptable, para que cuando una persona con dificultades de visión acceda a nuestro sitio pueda hacer zoom o modificar el tamaño si lo necesita, ampliar las imágenes (muy importante en el caso de vender productos online), etc

    8. Procesos de compra largos.

      Evidentemente no todas las empresas disponen de los recursos para tener una tecnología de compra como la de Amazon, con la que puede completarse un proceso completo de compra en 3 clicks. Para el común de los mortales, el proceso normal suele ser, buscar el producto, añadirlo al carrito, rellenar el formulario de compra y pagar. Si alargamos ese proceso con pasos intermedios como encuestas de valoración de la empresa o su producto, formularios largos que piden información innecesaria, registro que requiera de varias validaciones, solo conseguiremos que comprar algo en nuestra tienda sea un proceso tedioso, y la experiencia general insatisfactoria. Ya cuenta bastante conseguir un cliente como para además ponérselo difícil.

Como ve, esta pequeña lista de errores de diseño web o de procesos de compra son aún muy comunes. Para vender en Internet no solo hace falta ser competitivos en cuanto a precios, logística, imagen de marca, etc. También hay que tener una “tienda despejada” de obstáculos, para que los clientes puedan entrar, elegir, comprar y pagar de forma rápida, eficaz, e intuitiva.


Contacte con nosotros sin compromisos si quiere asesoramiento sobre su tienda online, necesita un diseño web nuevo, o quiere que le ayudemos a que su sitio aparezca en los primeros sitios de Google.