Los blogs surgieron como un diario digital personal para que todo el que quisiera pudiera publicar sus conocimientos, opiniones, ideas, y que se pudieran leer de forma pública. Con el tiempo se especializaron en temáticas concretas, y aquellos blogueros o escritores en ciernes que ganaron audiencia, empezaron a ganar dinero vía publicidad, contratos de colaboración con medios tradicionales, vendiendo productos, etc. Pronto los blogs corporativos o blogs de empresa se fueron implantando en el mundo empresarial.

Hoy día todas las empresas de cierta importancia tienen un blog corporativo debido a los beneficios que les supone dar a conocer sus productos y servicios en internet, generar imagen de marca, acciones de responsabilidad social corporativa, etc. Algunas tienen plataformas completas donde sus directivos o responsables tienen su propio blog, y de esta forma expresar de forma más personal aún su punto de vista sobre el negocio que dirigen.

Pero como todo en la vida, un blog corporativo tiene sus beneficios, que son muchos, y sus desventajas detalles a tener en cuenta.

Ventajas para tu empresa de tener un blog corporativo

Un blog es un canal de comunicación más, que junto con las Redes Sociales Corporativas completan la comunicación exterior de su empresa. Con el blog de tu empresa le das importancia y difusión a…

  • Acciones comerciales, tanto generales como puntuales. Comunicar es transmitir y con tu blog puedes decirle al mundo cómo son tus productos y servicios, tus ofertas de temporada, productos que se han descatalogado o que ya no están en stock, promociones que están en curso, acciones de marketing, etc. Combinado con una gestión profesional de las Redes Sociales, tu blog es un arma comercial muy potente.
  • Muéstrale al mundo lo bueno que eres. Crea marca personal. Tuve un jefe una vez que decía que las empresas no existen, que era imposible hablar con Coca Cola, Apple o Renault. Las empresas la forman las personas que trabajan en ellas, y tienen su propia opinión sobre el mundo, sobre el mercado en el que trabajan, y sobre tí cuando te diriges a ellos.
    Así pues, tu empresa la formas tú y tus empleados/compañeros. Usa tu blog para transmitir tus opiniones sobre el negocio, tus experiencias y las de tu empresa en el mercado en el que te mueves, las tendencias de tu sector que estas detectando, refuerza los puntos fuertes de tu forma de gestionar.  Ponle cara a tu empresa. Imagina que en tu ciudad se celebra un evento empresarial relacionado con tu sector, ¿a quién crees que entrevistarán los medios locales? ¿a quién invitarán a asistir o a dar ponencias? Exacto. Crea un blog, habla sobre tu negocio, gana autoridad en tu sector.
  • Mejora el Posicionamiento Seo de tu web. Uno de los factores Seo más importantes actualmente es la frecuencia con la que actualizamos el contenido de nuestra web. Un blog en el que se publica una o dos veces por semana, con contenidos obviamente relacionados con la temática, obligan al “robot” de Google a pasarse por tu web con más frecuencia que si tu página fuera una simple web estática. Además por si fuera poco, al difundir los contenidos del blog en las redes sociales de la empresa conseguiremos darle audiencia (visitas) a nuestra web. ¡Todo ventajas!

 

Los problemas de tener un blog corporativo. Cosas a tener en cuenta.

No es oro todo lo que reluce. Escribir un blog para tu empresa puede ser otro problema añadido si no se sabe gestionar bien.

  • Tiene que estar bien escrito. Parece una obviedad pero para escribir en un blog, ¡hay que saber escribir bien!  Las faltas de ortografía, los errores gramaticales, mensajes confusos o no bien expresados, etc etc. No todo el mundo esta capacitado para escribir correctamente y que sus textos sean legibles, “limpios” y con un mensaje claro y conciso.
  • La pereza nos puede. Sacar tiempo del día a día para algo que “no produce” un beneficio inmediato es complicado. Siempre hay mil cosas que hacer, y sentarse una hora o dos a escribir no es lo prioritario en la gestión del día a día. Por otro lado no hay nada más triste que ver cómo una web con un diseño estupendo tiene en la sección del blog la típica entrada “Hola mundo” que WordPress publica por defecto en todas las instalaciones. Igual para los blogs que tienen dos tristes entradas, que se publicaron ¡hace dos años! cuando se realizó la web… denota falta de interés en el proyecto.
  • Puede generar “publicidad negativa“. Hay muchos ejemplos,  pero por hacer el resumen de una situación típica: alguien escribe algo sin tener mucha idea del tema, mete la pata y por desgracia el contenido del blog en lugar de ayudar a promocionar su empresa, transmite falta de conocimientos sobre el mercado, sus productos, o da una imagen negativa sobre la empresa.
¿Por qué tu empresa debería tener un blog corporativo? Te damos las claves y consejos prácticos para que el blog tenga éxito.

Los beneficios para tu negocio de tener un blog

Consejos para que el blog de la empresa tenga éxito

  • Planificación. Redacta un calendario de publicaciones que sea realista, y cúmplelo. Planifica con tiempo sobre qué vas a escribir, consigue las imágenes o vídeos que vas a usar. Una buena idea es redactar los contenidos y programar su publicación. De esta forma “te olvidas” de tener que estar pendiente constantemente de qué y cuando vas a publicar.

CONSEJO: Dedica una tarde a escribir cuatro artículos, y prográmalos para que se publiquen uno cada lunes, por ejemplo. De esta forma en una tarde “solucionas” los contenidos de tu blog durante un mes.

  • Delega, implica al resto del equipo. No puedes saber de todo, todo el tiempo. Si escribir no se te da bien, si no tienes tiempo, si no sabes cómo publicar en un blog… delega. Nadie conoce mejor su empresa que los que estáis trabajando en ella a diario. ¿Por qué no le pides a los comerciales que te escriban algo sobre cómo conseguir nuevos contactos? ¿Los de post-venta no pueden sacar un rato para escribir sobre atención al cliente? Si todos os implicáis en la gestión del blog, éste mejorará, publicaréis contenidos variados y con un todo distinto cada vez, y en definitiva, trabajaréis en equipo en algo que os beneficia a todos. Porque lo que es bueno para la empresa es bueno para sus trabajadores.
  • Usa contenidos propios. Por supuesto los textos deberían estar escritos por ti, o al menos por alguien que conozca tu empresa o como mínimo, tu sector. Pero no sólo eso, ¿por qué no usar fotografías propias de tus productos y servicios? ¿No tienes ninguna foto de vuestras instalaciones o de los servicios que ofrecéis? Hoy día realizar un vídeo corporativo de vuestros productos o servicios esta al alcance de todo el mundo, ¿por qué no utilizarlos en tu blog de empresa? Todo suma para darle originalidad y sobre todo, para crear imagen de marca. Evita en la medida de lo posible los bancos de imágenes, y sus típicas imágenes de gente impecablemente guapa sonriendo mientras se dan la mano. Ponle cara a tu empresa.
  • Hazlo sencillo. Puede que cuando hiciste la web de la empresa, o cuando la encargaste que la hicieran, no te incluyeran el blog dentro del diseño web. Puede que lo hicieran pero te parece difícil o no entiendes bien cómo funciona la plataforma para publicar. Bueno, pues aunque te parezca increíble, no eres el único. Por esto mismo hay muchas plataformas en las que poder escribir y publicar de forma sencilla, clara y sobre todo muy simple. No te lo recomiendo específicamente, porque siempre apoyaré que todo el contenido y la imagen de marca se concentren en un sitio con un diseño uniforme y claro: tu web. Pero mejor esto que nada.
    Entre estas plataformas podemos encontrar las archiconocidas Blogger, Tumblr, Weebly, Jimdo, etc etc. Todas tienen una forma de uso similar y muy simple. No olvides personalizar el blog con el logo de tu empresa, y crear enlaces a tu web y tus productos y servicios. 

 

En Consultoría Seo Sevilla podemos ayudarte en el diseño de tu blog corporativo, y en la creación de los contenidos del mismo. Además nos ocuparemos de su posicionamiento seo para que aparezca en las primeras posiciones de Google. Contacta con nosotros sin compromiso.

 

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Asunto

Mensaje